Dr. Rodolfo Gómez Rodríguez
Bol Col Mex Urol | 3 febrero, 2021
Bol Col Mex Urol 2021;36:1-2.
Jorge Moreno Aranda

El Dr. Rodolfo Gómez Rodríguez, uno de los grandes maestros de la Urología nacional, nació el 17 de octubre de 1930 en la Ciudad de México y falleció el 29 de febrero de 2020, a los 89 años de edad.

 

Egresado de la UNAM, donde estudió de 1948 a 1954, realizó el internado rotatorio en el Doctors Hospital de Washington DC, de 1954 a 1955.

 

Fue residente de urología en la Clínica Lahey de Boston, de 1955 a 1957. Efectuó un Fellow en Urología Oncológica en el Jackson Memorial Hospital de Miami Florida, de 1957 a 1958, en donde tuvo como jefe al afamado Dr. George Prout.

 

Ingresó al IMSS en 1961, en el sanatorio 2, en la calle Niños Héroes, destinado para el tratamiento del cáncer, y de ahí pasó al Hospital de Oncología del Centro Médico Nacional en 1964, inicialmente como médico adscrito y después jefe de servicio de Urología.

 

En 1973 fue nombrado jefe de Urología del Hospital General CMN, donde tomó el cargo de profesor titular del curso de Urología. Durante los siguientes 17 años formó un sinnúmero de urólogos, muchos de ellos llegaron a ser jefes de Urología en sus ciudades natales, incluidos  urólogos de Centro América y Sudamérica.

 

Los urólogos formados en su escuela sabían desde su ingreso a la residencia de las condiciones que el Dr. Gómez les impondría, incluso advertía que serían formados, primero como hombres y después como urólogos. Fue un gran terco en su comportamiento lineal, por lo que era fácil predecir sus reacciones. Nunca se salió de su patrón de conducta, leal a sus amigos, incorruptible en su actuar, defensor de sus residentes.

 

Inquisidor de los flojos, indolentes e ignorantes, gran catador de su comportamiento humano, amante de la cultura, la vida refinada, orgulloso del triunfo de sus médicos a quienes cuidó para conseguirles base en el IMSS hasta donde pudo.

 

Creó la Escuela de Urología-Oncológica junto a su gran amigo el Dr. Raúl Martínez Sánchez. Se llevaron a cabo protocolos de diagnóstico y tratamiento unificando criterios.

 

Efectuó la primera cistoprostatectomía para el tratamiento de cáncer vesical.

 

En el Hospital General CMN formó parte activa del desarrollo del programa de trasplante renal apoyando a médicos jóvenes, quienes después serían los encargados de la Unidad de Trasplantes.

 

Envió a médicos del servicio al extranjero para implementar nuevas tecnologías en el área de litotripsia extracorpórea y endourología, y de aquí nacieron 14 centros de litotripsia en hospitales del IMSS de toda la República Mexicana.

 

Siempre insistió en que el médico debería considerar la cultura como un complemento de su oficio.

 

Fue miembro fundador y cuarto Presidente del Colegio Mexicano de Urología, institución de la que siempre estuvo orgulloso de pertenecer, donde fomentó la enseñanza, el respeto absoluto entre sus miembros y criticó a la gente que, de algún modo, traicionaba los principios que regía esta agrupación.

 

En su cargo como presidente, organizó el primer Congreso de la agrupación fuera de la Ciudad de México, que se llevó a cabo en 1978 en la ciudad de Puebla.

 

Ingresó a la Academia Nacional de Medicina el 22 de mayo de 1980, donde participó activamente en el comité de admisión y fue coordinador del área de cirugía.

 

En 1990 dejó la jefatura de Urología del que ahora es el Hospital de Especialidades Centro Médico Nacional Siglo XXI, donde fue nombrado jefe de la División de Cirugía, jubilándose del Instituto dos años más tarde.

 

Como cualquier ser humano tuvo defectos y virtudes, enfatizando en estas últimas.

 

Una bella forma de no morir y pasar de la vida a lo póstumo, es que su desaparición solo fue física, permanece el recuerdo y la huella que dejó en sus alumnos y amigos.

 

Así pues, una de la salas de quirófano del Hospital de Especialidades Centro Médico Nacional  Siglo XXI lleva su nombre, y ahí las nuevas generaciones recuerdan a diario el nombre del Dr. Rodolfo Gómez Rodríguez al programar las cirugías.

 

De alguna manera, en el ambiente de nuestra especialidad, siempre sale a relucir el nombre dl Dr. Rodolfo Gómez como uno de los urólogos destacados en la enseñanza de la urología del siglo pasado, su recuerdo emana a un hombre duro, inquebrantable y culto, que defendió al Colegio Mexicano de Urología sin titubeos, que supo hacer amigos y conservarlos hasta su muerte.

Deja un comentario